26/11/2010

SAN PANCRACIO

Corren malos tiempos para la economía… Grecia, Irlanda…… No soy  economista ni me interesa,  pero creo que  son unos especuladores sin principios los que crean y han creado esta crisis.

Pero lo peor de todo es que aunque no tengamos la culpa, lo pagaremos los mismos de siempre, los asalariados, funcionarios, pensionistas, en fin la clase media. A los poderosos, a los que rebajan sueldos de sus trabajadores mientras ellos malgastan y despilfarran (todos conocemos unos cuantos….), les recordaría que al fin y al cabo tendrán el mismo final que todos nosotros….. irán al hoyo,  inmortales no son.

Antes, casi en todos los hogares, siempre había un hueco o lugar privilegiado, según la religiosidad del sujeto, para alguien en especial. Era San Pancracio o Sant Pancraç, que o bien en estampita o en figura  se tenía como benefactor  de la salud y trabajo.


San Pancracio era un ciudadano romano que se convirtió  al cristianismo y al pedirle  que renegara de su dios, y como él se negó, fue decapitado y lo convirtieron en mártir. Fue venerado casi de inmediato y con el paso del tiempo creo que posiblemente es uno de los santos más populares, aunque yo de santos como que no sé mucho. Suerte que tengo a un amigo que es un especialista  en el tema y que es un pesebrista excepcional, pero ya hablaré próximamente…
 La devoción  por este u otro santo o dioses, puede remontarse al principio de los tiempos, ya en  yacimientos prehistóricos alguna clase de figura  o forma,  representaba una divinidad que protegía la casa o el lugar. En todos los hogares romanos, había una capilla o hueco en la pared , donde se colocaban unas pequeñas figuras, los lares, que protegían al hogar de los males espíritus, colmándoles de ofrendas y lamparitas de aceite.  Ya vemos que no hemos cambiado tanto…..



Yo también tengo una figura de Sant Pancraç,  es de plástico un poco cutre y tiene colocada en el dedo,  una moneda de las antiguas 25 pesetas que tenían un agujero central.  Prometo  proveerme de una figura más ad hoc, por lo menos que rivalice con una Santa Rita esplendida  a la  que  una especial devoción   (CLICA AQUÍ PARA VER SANTA RITA)   y con unos dioses egipcios, griegos y asiáticos que éstos si que están bien servidos de ofrendas, ruegos y peticiones.

Que San Pancracio nos ayude y que nos dé o que sigamos teniendo, salud y trabajo.

Eso sí, es imprescindible el perejil, como ofrenda preferida.